Galletas de Navidad

IMGP3335

Ingredientes para aprox. 40 piezas:
200 g de mazapán
1 huevo
125 g de mantequilla
60 g de azúcar
250 g de harina
1 yema de huevo, una pizca de sal y un poco de azúcar

IMGP3343

Cortar el mazapán en trocitos pequeñitos, añadirle el huevo y revolver muy fuerte. Agregar la mantequilla blanda y el Azúcar; seguir mezclando con la batidora a toda potencia, hasta que se haya disuelto bien el mazapán.

Incorporar la harina y continuar trabajando la masa hasta que se obtenga una masa bonita.

Después de haber dejado reposar la masa en el frigorífico durante una media hora, se procede a extender la masa con el rodillo, entre película de cocina, hasta llegar a un espesor de 1/2 cm. Ahora se pueden hacer las formas que se quieran con cortadores de galletas o también se pueden hacer bolas a mano, las que se aplastarán un poquito y ya se van disponiendo encima de una placa de horno, cubierta de papel de horno. Se pintan las galletas con la yema batida con sal y azúcar y se llevan al horno precalentado a 220° donde se dejan durante unos 10 minutos aprox. Hay que tenerlas siempre de ojo ya que enseguida se ponen morenitas de más.

Y ya está. Así de sencillas y mucho más de ricas.

Buen provecho!

IMGP3328

 

Tarta de verduras invernales

IMGP3159

 

Para un molde de 24 cm. ∅:

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla

0,5 dl de vino blanco (o un poquito más, depende de la harina)

Sal

Un poco de aceite o mantequilla

400 gr. de repollo blanco, cortado muy fino

200 gr. de puerro, también cortado muy fino

1 zanahoria, cortada en cubitos pequeñitos

1 cebolla, cortada a la mitad y luego en tiras finas

1/2 guindilla, picada pequeñita

1 dl. de vino blanco

1 dl. de caldo de verduras

Sal, pimienta, 4 clavos, 4 bayas de enebro

3 huevos

100 gr. de creme fraiche

3 dl. de leche

Sal, pimienta

Piñones

IMGP3175

La masa:

Mezclar la harina con el sal, añadir la mantequilla cortada en daditos y, con las manos bien frías, frotar la mezcla entre las manos hasta que se forme una masa granulada. Se puede usar el robot de cocina poniéndole la pieza que se parece a una espátula.

Ahora se le añade poco a poco el vino, según lo que necesite para que sea una masa con una consistencia bonita. No se debe amasar mucho, si no saldrá una masa dura.

Poner la masa en el frigorífico por una hora aproximadamente.

 

El relleno:

Mientras tanto se ponen a pochar todas las verduras con un poco de aceite a temperatura baja, se le añade el vino y se deja cocer hasta que se evapore un poco el vino. Añadir ahora el sal, la pimienta, los clavos y las bayas de enebro. Según vaya cociendo se le va añadiendo un poco de caldo de verduras si hiciese falta. Dejar cocer solo hasta que la verdura esté „al dente“.

La crema:

Revolver los huevos, la leche, la creme fraiche, con el sal y la pimienta.

IMGP3171

Estirar la masa entre película de cocina. Pasarla al molde y pincharla con un tenedor por todo el fondo.

Poner la verdura encima, echarle la crema por encima, sacudir un poco el molde para que se revuelva todo un poquito y esparcir los piñones por encima.

Llevar al horno precalentado a 220°, en el raíl más bajo y hornear por unos 30 minutos aproximadamente.

Y ya está!

Esta tarta de verduras de invierno se puede servir tanto caliente como fría y le queda muy bien ir acompñada con una ensalada y una cerveza fría o un vinito blanco.

Buen provecho

Bollitos de vainilla

IMGP3230

El Adviento…

El domingo que viene empieza el adviento, el tiempo de preparación a la celebración de la Navidad, al nacimiento del niño Jesús.

Aquí, en Suiza, es tradición poner una corona de Adviento con cuatro velas sobre la mesa. Es una tradición en las religiones cristianas, pero creo que más en las religiones protestantes que en la católica.

El tiempo de Adviento dura 4 semanas, los cuatro domingos anteriores a la Navidad, por eso las cuatro velas.

Cada vela simboliza algo: La primera semana se enciende la primera vela (y sólo esa) y simboliza el tiempo del Amor. La segunda semana se enciende también la segunda vela que será símbolo de Paz. La tercera semana se enciende la tercera vela como símbolo de Tolerancia y en la última semana se enciende la cuarta vela como símbolo de Fe.

Para mi esta tradición en los últimos años se ha convertido en algo que no nos puede faltar en estas fechas, aunque interpretado a nuestra manera, que a fin de cuentas viene a salir en lo mismo.

 

IMGP3227

 

Adviento

Tiempo de recuerdos.

Recuerdos sobre personas queridas, que no van estar con nosotros  en Navidad y despidiendo el Año Viejo. Os echamos de menos siempre, todos los días, pero en estas fechas quizás un poquito más aún… Lo importante es recordarse, y nos recordamos, cómo nos recordamos, todos los días… sin olvidarnos de los que están aquí con nosotros. Tiempo de Amor.

Tiempo de preparación.

Preparación para celebrar estas fechas con nuestros seres queridos, presentes y no presentes. Para disfrutar de estas personas y / o recuerdos.  Tiempo de Paz.

Tiempo de meditación.

Pensamientos de preocupación, pero también de solidaridad, por y  con todas las personas que están sufriendo por los últimos acontecimientos en este „nuestro“ mundo. Cómo solucionarlo? No creo en absoluto que se solucione nada con más guerras. Deberíamos ser capaces de aceptarnos unos a otros con  nuestras diferencias. Tiempo de Tolerancia.

 

Tiempo de esperanza.

Esperando a que acabe este año, que tuvo momentos malos y momentos buenos. Y esperando a que en el año nuevo encontremos la solución de nuestros problemas, tanto los personales, los pequeñitos, los grandes, como los mundiales en general.

Creo que debieramos haber aprendido de nuestra historia y por eso espero que los que se tomen la responsabilidad de cambiar la situación actual se recuerden y no hagan los mismos errores. Tiempo de Fe.

 

IMGP3228

 

No solo es tradición poner una corona de Adviento en la mesa, también es muy tradicional hacer galletas variadas para esta fecha, frecuentemente muy especiadas y con mucha mantequilla.

Así si que da gusto sentarte a la mesa, charlar un rato y acompañar las galletitas con un té o con un café.

 

IMGP3233

 

Estos bollitos de vainilla no sólo son muy fáciles y rápidos de hacer, sino que también muy ricos.

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla

125 gr. de azúcar

2 huevos

1 vaina de vainilla

300 gr. de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

1 yema de huevo revuelta con un poco de Azúcar para „pintar“ los bollitos

 

Sacar la mantequilla del frigorífico con antelación para que ablande.

Bater fuertemente con la batidora eléctrica la mantequilla, hasta que quede cremosa y saque unas puntillas.

Añadir el azúcar y seguir batiendo fuerte hasta que el todo sea cremoso.

Echar primero un huevo y bater fuerte y luego el siguiente huevo y volver a bater fuerte.

Incorporar la vainilla sin parar de bater fuerte.

Añadir la harina con la levadura en polvo pasada por tamiz o colador y amalgamar todo muy bien.

Dejar reposar la masa durante aproximadamente una hora en el frigorífico.

Pasada la hora se procede a formar con las manos (o con cucharillas si se prefiere) unas bolitas, que se aplastan un poquito.

Colocar los bollitos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y teniendo cuidado de dejar espacio bastante entre ellos, ya que van a  crecer bastante.

Pintar los bollitos con la yema batida con Azúcar.

Colocar la bandeja en el segundo raíl del horno precalentado a 220° y dejar cocer durante unos 10 – 15 minutos.

Y ya está.

Espero que os gusten.

 

IMGP3231

Eeehh! Por aquí ya anduvo un ratoncito…

Pastel de carne y puré de patatas al azafrán

IMGP2436

Wikipedia dice: “ Se considera un plato mundial, en casi todas las cocinas del mundo hay un plato con características similares, haciendo imposible determinar su procedencia“.

Así que mi pastel de carne lo voy a poner bajo cocina suiza, por estar echo en Suiza y con ingredientes suizos.

En Italia le llaman polpettone, deriva de polpette, que serían como las albóndigas españolas.

En Suiza, Alemania y Austria se llama Hackbraten, que quiere decir asado de carne picada (es que el alemán es una lengua muy exacta, se lo toma todo al pie de la letra).

En Francia le dicen pain de viande, o sea pan de carne (será por que la forma recuerda a un pan y por que se amasa, se cuece en el horno…).

En Inglés es meatloaf, como los franceses hacen alusión al pan.

En Dinamarca se llama Farsbrød (también aquí creo que se hace notar la palabra pan).

En Chile es asado alemán, parece ser que esta receta se la llevaron los alemanes en los siglos XVIII y XIV.

En Cuba le llaman pulpeta, esto creo que seguro que tiene influencia italiana.

Los portugueses casi me parecen alemanes, por que le llaman rolo de carne, que en realidad pienso que es el nombre más acertado.

En Puerto Rico le llaman albondigón, pues sí está bien el nombre porque es como una albóndiga gigante.

Etc., etc., etc. Este asado se prepara también en Africa, en Asia…

Parece increíble lo pequeño que puede ser nuestro planeta. Una comida tan sencilla -en la preparación como en los ingredientes- se prepara por todo el mundo casi igual.

Creo que la comida „casera“, la comida que preparaban nuestras madres, abuelas, bisabuelas, etc. en tiempos donde no había la posibilidad como hoy de esta super-comunicación-internacional, es igual o por lo menos muy parecida, porque la naturaleza les ofrecía unos productos y nuestros antepasados los tenían que aprovechar de la mejor manera que podían y sabían. Pero lo sorprendente es que  todas las personas de todos estos lugares tuvieron la misma idea de preparación. Vaya coincidencia, no?

Ingredientes para 3 – 4 personas:

800 gr. de carne de ternera picada

aceite de oliva (u otro) o mantequilla aclarada

2 cebollas picadas muy, muy finas

2 o más dientes de ajo también picados muy, muy finos

2 zanahorias picadas también muy, muy finas

1 trocito de puerro picadito

1 trocito de apio picadito

1 Tomate sin semillas también muy picadito

un chorrito de brandy o vino blanco

perejil, tomillo u otras hierbas aromáticas

3 – 4 cucharadas de pan rallado

1 – 2 huevos

un poquito de pimentón de la Vera (la punta de cuchillo),

un poquito de curry (punta de cuchillo)

sal y pimienta

2 dl. de caldo de verduras o de carne

1 dl. de brandy o vino blanco

Preparación:

Poner la carne picada en un bol grande.

Sofreir suavemente en una sartén la zanahoria, el apio, la cebolla, el ajo, el puerro y el tomate, rehogar con el brandy y dejar reducir un poco. Las verduritas hay que sofreirlas para no encontrarnos con los trocitos duros en la boca, ya que el tiempo que necesita este asado en el horno no es suficiente para ablandarlas.

Añadir a la carne las verduras, las hierbas aromáticas, el pan rallado, huevo, pimentón, curry, sal y pimienta y amasar todo muy bien.

Darle forma a esta masa, ponerla en el horno precalentado a 220° y dejar dorar, sin darle la vuelta, unos 30 minutos aproximadamente.

Cuando esté doradito echarle el brandy y el caldo. Dejarlo cocinar otros 20 minutos más o menos. Para saber si está en su punto se pincha con un tenedor o cuchillo y si el jugo que sale ya no es rojizo ya está (cuidado que si se deja demasiado tiempo se va a secar la carne).

Servir cortado en lonchas con un poco de su jugo y acompañado, por ejemplo, con un puré de patatas y unas verduras o ensalada.

Para ver la preparación del puré de patatas al azafrán pinchar aquí.

A nosotros nos sobraron 3 rodajitas del asado y al día siguiente las preparé así:

En una fuente de horno puse unas rodajas finas de tomate cubriendo el fondo, les eché sal, pimienta y tomillo, coloqué las rodajas de carne con un par de rodajas de tomate encima  (tambien condimentadas) y queso rallado (yo puse parmesano, pero puede ser otro) y lo metí al horno a 200° hasta que se doraron un poco el tomate y el queso.

Lo serví con unas croquetas hechas también con el resto de puré de patatas al azafrán del día anterior y una ensalada… y nos chupamos los dedos.

11128363_478102645699648_5739552167380787386_n

Buen provecho!

Trenza suiza

11219333_478103552366224_5975361789297808321_n

Otra trenza suiza.

Los ingredientes son los mismos que los de la trenza bernesa. Sólo cambian las cantidades y un poco la elaboración.

A nosotros nos gusta un poquito más esta trenza, porque la miga es más esponjosa y elástica, y por que tiene más sabor de mantequilla. Esta trenza se conserva más tiempo fresca, a pesar de que lleva dos huevos y siempre he oído por aquí que los huevos hacen la miga más seca. Esto no lo puedo confirmar.

La receta la leí en el libro de la Unión de panaderos y pasteleros en Berna.

Yo he usado una mezcla de harina para trenzas, compuesta de harina de trigo y harina de espelta –Triticum spelta, también conocida como escaña mayor o escanda mayor. Es un cereal que pertenece a la familia del trigo, muy antiguo, de esta zona y adaptado a climas duros, húmedos y fríos. Esta harina tiene mucho más sabor que la harina refinada de trigo que se encuentra en los supermercados.

Suelo comprar esta harina en una tienda con productos biológicos y harinas de todo tipo hechas artesanalmente aquí en la zona. Usando harina de trigo normal del supermercado, la receta tal y como está funciona muy bien. Yo he tenido que ponerle un poco más de leche (1/2 dl. más o menos), porque sino la masa no me quedaba tan elástica como de costumbre.

 

11188477_478103629032883_8223768945548349312_n

Masa

400 gr. de leche, fría

40 gr. de levadura

20 gr. de azúcar

100 gr. de huevos (2, depende del tamaño de  los huevos)

Revolver todo muy bien.

20 gr. de sal

150 gr. de mantequilla

850 gr. de harina

Huevos para dar color a la trenza

50 gr. de huevo  (1 pequeño)

5 gr. de azúcar

1 pizca de sal

Bater todo muy bien.

11174879_478103059032940_2910462170060559670_n

Preparación

Amasar todos los ingredientes a mano o con la amasadora.

Cuando la masa sea bien brillante y elástica se pasa a un bol que no sea de metal o acero inox. que es muy frío y así la masa tardará mucho en crecer. Yo la suelo dejar crecer unas 2 Horas.

Cuando la masa ya esté pronta, se parte en dos, se hacen dos tiras largas y se hace la trenza. Podeis ver un gráfico aquí o en este Video cómo se hace la trenza con dos tiras.

Pintar la trenza con el huevo batido, azúcar y sal, procurando que no quede mucho líquido en los huecos del trenzado.

Hornear

Poner la trenza en el horno precalentado a 230° -240° C, en el raíl de abajo e inmediatamente bajar la temperatura a 200°C. Dejarla 30 – 35 minutos. Par comprobar que la trenza está bien hecha, suelo petar en el fondo de esta y si suena a hueco sé que está en su punto.

11182244_478102962366283_6522752890424322554_n

Conservar

La trenza se puede congelar a -18°C . Es conveniente ponerla en una bolsa plástica.

Buen provecho!

Tarta crocante de albaricoques y quark

IMGP2780

Ingredientes para la masa

Para un molde 26 cm Ø

200 gr. de harina

120 gr. de azúcar

1/4 cucharadita de sal

150 gr. de mantequilla, cortada en tacos y muy fría

150 gr. de almendra laminada, dorada y enfriada

1 huevo

50 g almendra laminada

Poner la harina, el azúcar y el sal en un recipiente. Mezclar todo muy bien. Añadir la mantequilla y, con las manos bien frías, frotar los ingredientes entre las manos hasta conseguir que sea todo migas (bolitas). Añadir las almendras doradas y el huevo. Amasar todo muy poco tiempo, solo hasta que se forme una masa un poco homogénea. Poner 2/3 de la „migas“ de masa en el molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina, y ayudándote con una cuchara prensar muy bien las „migas“ al fondo del molde dejándolo bien cubierto con esta masa. Al otro tercio de la masa se le añaden ahora las  otras almendras sin dorar, se amasa un poco y  se deja a parte.

IMGP2766

Ingredientes para el relleno:

500 gr. de albaricoques, troceados o cortados en gajos

1 ½ cucharada de Apricotine (Licor de albaricoque) o zumo de limón

250 g Quark semidesnatado

2 huevos

80 gr. de azúcar

1 cucharadas de harina

1/2 vaina de vainilla

Azúcar en polvo

Mezclar los albaricoques con el licor o el zumo de limón y ponerlos en el molde. Revolver bien el quark, los huevos, el azúcar, la harina y la vainilla y echarlo sobre los albaricoques.

Desmigar sobre la tarta el resto de la masa que se había dejado a parte.

Poner la tarta en el centro del horno precalentado a 180° y dejarla por 1 hora aproximadamente. Al cabo de una hora se quita la tarta del horno y cuando se haya enfriado se desmolda y se espolvorea con el azúcar en polvo.

Y ya está lista para servir.

Buen provecho!

Trenza bernesa

IMGP2195.jpg

Este es el pan por excelencia de los domingos para los suizos.

Sobre la proveniencia de este pan no se discute, es un invento suizo.

Pero se discute sobre el inventor de esta trenza de pan: Fue “inventada” por panaderos suizos allá por el siglo XV o por las mujeres del campo?

A mí me gusta más la versión de que fue inventada por las mujeres del campo, que querían para los domingos algo rico y especial sobre la mesa para  celebrar este día “libre” (… y al séptimo día descansó…).

También se discute sobre el huevo. Hay el grupo que sostiene que añadir huevo a la masa hará una trenza seca y hay el grupo que dice lo contrario.

A mí me gusta con y sin huevo. Pero aquí os dejo la versión con:

 

1 kg. de harina

20 gr. – 40 gr. de levadura prensada (cuanta menos levadura se use menos se secará la trenza, pero le llevará más tiempo levedar)

1 cucharilla de azúcar

150 gr. de mantequilla

5 dl. de leche

1 dl. de nata

1 Huevo

2 cucharadillas de sal

1 yema de huevo para dar brillo

En un recipiente grande poner la harina pasada por tamiz y hacer un cráter.

Mezclar la levadura con el azúcar, revolver hasta que se vuelva líquida y versarla en el cráter.

Derretir la mantequilla en un cazo, dejar enfriar un poco, añadirle la leche, la nata, el huevo batido y el sal. Revolverlo todo muy bien y versar en el cráter.

Mezclar todo con una cuchara de palo y luego amasar hasta que la masa no se quede pegada al recipiente. Pasar la masa a la mesa y seguir amasando hasta que se forme una masa  eslástica y brillante.

Volver a poner la masa en el recipiente, taparla con un paño húmedo y dejar reposar hasta que aumente el doble de su tamaño (1 – 2 horas).

Calentar el horno a 250°

Cuando la masa esté lista se amasa otra vez un momento y se divide en dos trozos. Con cada uno de los dos trozos se hace una barra larga que sea un poquito más gruesa en el centro, esto hará una trenza más bonita. Hay varias técnicas de hacer la trenza, aquí en Suiza la más usada es la de dos barras. Aquí os dejo unas fotos de como se hace una trenza de dos:

Colocar la trenza sobre la placa de horno cubierta de papel para horno, pincelarla con la yema de huevo y colocarla en la parte más baja del horno. Bajar la temperatura a 220°. Dejar en el horno unos 40 – 45 minutos (o hasta que se dore y al bater en el fondo de la trenza suene a hueco)

Buen provecho y buen Domingo!