Ossobuco alla milanesa

 

IMGP3240

Este es uno de mis platos preferidos de la cocina italiana. Se suele servir con polenta o un risotto al azafrán, pero también quedan muy bien unos tallarines.

El ossobuco para este plato suele ser de ternera, pero se puede utilizar también de cerdo.

Para 4 personas:

220px-Veal-shank_thumb.jpg

4 ossibuchi de 4 cm de espesor aprox.

Sal

1 cucharada de harina aprox.

80 gr. de mantequilla (clarificada*) o 3-4 cucharadas de aceite de oliva.

Hacer 2-3 cortes finos en los bordes de las rodajas de carne, (suele haber una piel fina, casi transparente en los bordes y esa tiende a retirarse al entrar en contacto con el calor y las rodajas se deformarían).

Salar y enharinar la carne. En una olla con capacidad bastante como para poner las rodajas una al lado de la otra, calentar la mantequilla y dorar la carne. Acabada la operación disponerla en un plato y reservar hasta más tarde.

1 cebolla

1 zanahoria mediana

1/2 tallo de apio

1 diente de ajo machacado

1 ramita de mayorana (o tomillo)

1 trocito de piel de limón

sal y pimienta

Añadir otra vez un poco de mantequilla clarificada, si hiciese falta, y calentar. Picar la cebolla muy fina, así como la zanahoria y el apio; meter en la olla con el ajo, la mayorana y un trocito de piel de limón. Dejar coger poco color. Añadir la carne y condimentar con sal y pimienta.

 

IMGP3241

 

1 dl. de vino blanco seco

Añadir el vino blanco y dejar evaporar casi por completo.

2 tomates maduros

caldo de carne caliente

Pelar los tomates y picarlos muy finos, añadirlos a la olla. Tapar y dejar cocer a fuego moderado con 2dl. de caldo aprox., durante 1 hora y cuarto más o menos, hasta que la carne quede muy tierna (o más si fuese necesario, depende de la calidad de la carne). Durante la cocción se le va añadiendo alguna cucharada de caldo de vaca para que haya siempre suficiente líquido y para que nos quede bastante salsa, que es muy rica y acompaña muy bien la polenta, el risotto o los tallarines.

 

IMGP3239

 

1 diente de ajo

1 limón rallado

1 cucharada de mantequilla

Por último, añadir el ajo picado muy fino,la piel de limón rallada y la mantequilla. Revolver y ya está listo para servir.

Esta receta también se puede hacer en el horno:

Sofreír primero la carne en una sartén con mantequilla caliente y luego las verduritas; después disponerla en una fuente de horno capaz. Necesitará un poco más de tiempo de cocción (siempre a temperatura moderada, 180° la primera media hora aprox. y cuando hierba un poco bajar a 160°).

Buen Provecho!

 

*La mantequilla clarificada tiene un punto de humeo más alto que la mantequilla normal, ya que ha sido calentada a fuego suave para hacer que se evapore su contenido de agua. Así es que al utilizar la mantequilla clarificada para dorar o saltear algo en la sartén, ésta no salpicará tanto como la mantequilla normal.

Advertisements

Cake de zanahorias „para Mónica“

IMGP1971   

350gr. de harina

1 sobre de levadura en polvo   

Mezclar y pasar por tamiz

300 gr. de azúcar

2 cucharaditas de canela molida

½ cucharadita de cardamomo molido

2 pellizcos de clavo molido

1 pellizco de sal    

añadir a la mezcla y revolver

 

250 gr. de zanahorias, ralladas muy finas  

1 limón, rallado y su zumo

añadir al resto y mezclar

 

250 gr. de almendras molidas   

mezclarlas con todo lo anterior

 

4 huevos, batidos

200 gr. de mantequilla, derretida y enfriada

añadir a la mezcla y revolver muy bien con la batidora eléctrica.

Verter la masa en un molde rectángular de unos 30 cm. de largo, huntado con mantequilla y espolvoreado con harina. Meter en el raíl más bajo del horno precalentado a 180° durante 65 minutos. Después de 50 minutos, clavarle aproximadamente 10-15 zanahorias de mazapán y volverlo al horno los 15 minutos que le faltan.

Sacado del horno y al haber enfriado un poco, darle con un pincel una capa fina de mermelada de albaricoque (anteriormente pasada por un colador, para obtener una consistencia lisa y fina).