Albahaca


La albahaca procede probablemente de India, Irán  y otras regiones tropicales de Asia, donde lleva siendo cultivada varios milenios. En India es cultivada y alabada como planta santa. Los griegos llegaron a conocer esta planta por medio de Alejandro Magno y le dieron el nombre de hierba del rei.

La albahaca es una planta aromática y se usa como condimento pero también es una planta que se usa en la medicina.

Como condimento es muy usada en la cocina mediterránea. Su especial aroma resalta muy bien sobre todo con el tomate, sea en crudo como ensalada o en salsas.

Las hojas de albahaca se usan preferentemente frescas, secas pierden casi todo su aroma y si se cocinan mucho tiempo también pierden su aroma, es mejor añadirlas al final de la cocción.

Hoy en día hay una gran variedad de plantas de albahaca de diferentes aromas.



Como planta medicinal, ayuda contra infecciones intestinales, gases, dolores de estómago, fiebre, gota, infecciones de vejiga, calmante de nervios, emicranias, molestias de menopausa, heridas, picaduras de insectos. Actúa antibacterialmente, como calmante (de nervios y de dolores), contra retenciones de agua, disolvente de mucosidad, depuradora del intestino y ayuda a aumentar el sentido libido (deseo sexual).

Una taza de infusión de albahaca después de cada comida ayudará a la digestión. Las hojas frescas y machacadas de esta planta quitan el picor que nos dejan las picaduras de mosquitos y además usadas como baño o compresa ayudan a curar heridas malas de curar. El aceite etéreo de albahaca (untado sobre la piel o en lámpara de aromas) ayuda contra insomnio y emicrania.


Advertisements

Arroz con gambas

IMGP2144

Para 2 personas

Una taza de café de arroz largo (tipo Carolina)

200 gr. de gambas

1/2 calabacín cortado en taquitos

1/2 pimiento morrón cortado en tiras finas

1 zanahoria cortada en taquitos

1/2 guindilla cortada en rodajitas finas

1/2 cebolla picada pequeñita

1 diente de ajo picado pequeñito

1 dl. de Noilly Prat (vermouth francés) o vino blanco

1 taza de café de caldo de pescado caliente

3 tazas de café de agua hirviendo

Azafrán

Tomillo, perejil, albahaca, estragón

Sal y pimienta

En una sartén se pone la cebolla, el ajo y la zanahoria a sofreír, cuando estén pochados y antes de que cojan color se añade el calabacín, el pimiento, la guindilla y el arroz, se le da unas vueltas y se apaga con el Noilli Prat. Se deja evaporar y se le añade el caldo de pescado y 2 tazas de café de agua hirviendo. Ahora se añade el azafrán, el sal y la pimienta. Dejar cocer unos 15 – 20 Minutos. Revolver de vez en cuando y si hiciese falta añadir un poco más de agua. Unos minutos antes de sacar del fuego añadir las hierbas aromáticas picadas muy finas.

Buen provecho!

Parmigiana di melanzane (Berenjenas al parmesano)

IMGP2709

Es una receta napolitanísima, a pesar del nombre, que se refiere al queso utilizado en este plato y no a la ciudad de Parma.

Para 4 personas se necesita:

4 berenjenas grandes

Sal

Lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas de 1/2 cm. de espesor más o menos. Salarlas y disponerlas sobre una fuente, la que hay que poner en una posición algo inclinada, para que se pueda escurrir el agua que van a soltar las berenjenas al salarlas. Esto hará que las berenjenas pierdan amargor.

400 gr. de tomates bien maduros, cortardos en gajos y sin las semillas

1 cucharada de aceite de oliva

1 cebolla pequeña, muy picadita

4 hojas de albahaca, enteras

Sal

Sofreir los tomates junto con la cebolla y la albahaca durante 1 minuto; salar y dejar cocer a fuego bajo durante media hora. Pasarlos por un colador para obtener una salsa fina.

Lavar las rodajas de berenjena y secarlas

3 cucharadas de harina aprox.

Aceite de oliva abundante 

50 gr. de queso parmesano 

1 Mozzarella

2 huevos duros

Aceite de oliva

En un plato poner varias cucharadas de harina y enharinar las rodajas de berenjena. Freírlas y dejar coger un poco de color. Disponerlas sobre un papel de cocina.

IMGP2710

En una fuente de horno de borde alto, untada con aceite, colocar los ingredientes en capas:

una capa de berenjenas espolvoreadas con queso parmesano,

cubrir con rodajas de mozzarella,

encima disponer otra capa con rodajas de huevo 

y alguna cucharada de salsa de tomate (no demasiada, la salsa aquí tiene casi sólo la función de aromatizar y humedecer un poco).

Repetir la operación hasta acabar con los ingredientes.

Para acabar se le añade unas cucharadas de salsa de tomate.

Meter en el horno precalentado, en el raíl más bajo, a 180° durante 30-40 minutos.


Se puede servir caliente o frío.

Buon apetito!