Mermelada de cerezas

IMGP2180

Este año tuvimos muy pocas cerezas. Esta mermelada la hice con el último kilo de cerezas de nuestro jardín.

Para 6 – 7 vasitos de 220 gr. aprox. de contenido :

1,250 gr. de cerezas negras (neto se quedarán en 1 kg.)

900 gr. de azúcar

El zumo de 1/2 limón

El primer día:

Lavar y secar las cerezas. Deshuesarlas.

Poner las cerezas en una olla grande a temperatura fuerte con el azúcar y el zumo del limón, revolviendo siempre, dejar llegar al primer hervor y luego apartar del fuego. Pasarlas a un recipiente, taparlas con papel de horno y dejarlas macerar hasta el día siguiente.

El segundo día:

Volver a poner las cerezas a cocer, a temperatura alta y revolviendo constantemente, durante 5 – 10 Minutos aprox. (el tiempo de cocción puede variar bastante porque depende mucho del tipo de cereza, su maduración, su contenido de pectina, etc. ). Lo mejor es hacer la prueba del platillo: Poner un platillo en la nevera o en el congelador y cuando se cree que la mermelada puede estar en su punto, se ponen unas gotitas en el platillo y éstas enseguida se enfriaran y veremos en la manera de resbalar por el platillo si la mermelada tiene la consistencia deseada.

Cuando esté en su punto, retirar la olla del fuego, quitar la espuma e inmediatamente llenar los vasos (previamente esterilizados) y tapar.

Yo no quería tener tantas cerezas enteras en la mermelada, así que al terminar con la cocción quité 3/4 partes de las cerezas y las pasé por el pasapurés, las volví a la olla y las dejé hasta el primer hervor, retiré la olla del fuego y llené los vasitos.

Un chorrito de aguardiente, brandy, kirsch, grappa, vozca, etc. en los últimos minutos de cocción, le queda muy bien y ayuda a la mermelada a coger una consistencia buena más rápido.

Buen provecho!

Advertisements

Tarta de espinacas y ricotta

IMGP2111

 

Ingredientes para la masa y un molde de 24 cm Ø

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla, muy fría

1/2 – 1 dl. de vino blanco (o agua, o una yema de huevo)

1/2 cucharadita de sal

En un recipiente grande poner la harina y el sal. Revolver. Añadir la mantequilla cortada en taquitos. Con las manos frías „frotar“ la harina y la mantequilla hasta que quede granulada. Añadir el vino y amasar muy poco tiempo (cuanto más se amasa, más dura va a ser la masa al hornearla). La masa no va a quedar bonita como uno se imagina una masa de pan o otra; lo importante es conseguir una consistencia de masa lo antes posible. Dejar reposar envuelta en película de plástico durante media hora en la nevera.

IMGP2110

 

Ingredientes para el relleno

500 gr. de espinacas picadas, congeladas

200 – 250 gr. de ricotta u otro queso fresco que guste

1 cucharada de aceite de oliva

1 diente de ajo picado muy fino

Sal y pimienta

Queso parmigiano rallado

En una olla calentar el aceite a fuego medio, añadir el ajo picadito y antes de que se dore el ajo añadir las espinacas congeladas. Salpimentar y dejar cocer a temperatura media durante unos 10 -15 minutos. De vez en cuando revolver para que no se peguen las espinacas. Cuando se haya reducido el agua que crean las espinacas, añadir la ricotta, revolver bien y dejar aún unos 5 – 10 minutos, hasta que se convierta en una masa sin líquido.

Extender la masa y ponerla en un molde untado abundantemente con mantequilla y enharinado. Pinchar el fondo de la masa con un tenedor. Dejar el molde con la masa unos 10 minutos en la nevera.

A continuación echar las espinacas sobre la masa y espolvorear con queso parmigiano rallado. Llevar al horno precalentado a 220° y dejar por unos 30 minutos aproximadamente en el fondo del horno.

A nosotros esta tarta de espinacas nos gusta acompañarla con una ensalada de zanahorias crudas y cortadas muy finas (en juliana) que lleva manzana cortada también en juliana, un poco de mostaza, aceite de girasol, vinagre de vino blanco (o de manzana, o de Jerez), cebolla y perejil muy picaditos, 1 – 2 puntas de cuchillo de canela, sal y pimienta. 

IMGP2127

 

El otro día mi hijo quiso preparar una bebida fresca para tomar a la cena con la tarta de espinacas y se le ocurrió algo que estaba realmente muy rico y refrescante:

1 granada, 1/2 limón, 3/4 l. de té negro, 1 rama de menta, 2 – 3 cucharadas de azúcar y mucho hielo

Thomi hizo el té, le añadió una rama de menta y lo dejó reposar mientras desgranó la granada y esprimió el limón. Juntó todos los ingredientes (menos la menta) en un recipiente alto y trituró todo con la batidora, lo pasó por un colador y lo dejó enfriar.

Poco antes de servir le añadió muuucho hielo y cuando lo probamos nos gustó de tal manera que no nos llegó a nada y nos dejó la boca pidiendo más. La próxima vez tiene que hacer más cantidad, porque estaba rico, rico, rico.

Buen provecho!

Cake de limón

 

IMGP2597

Este tipo de masa para bizcochos se hace básicamente siempre de la misma manera.  Es muy importante empezar su eleboración batiendo muy fuerte la mantequilla blanda con la batidora eléctrica hasta que quede cremosa. 

Se le añade el azúcar y se sigue batiendo fuerte hasta que se consigue una textura muy cremosa, más bien espumosa. 

Los huevos se añaden de uno en uno, batiendo fuerte hasta que la masa sea mucho más clara. 

La harina se mezcla con la levadura en polvo y se añade a la masa pasándola por un tamiz. Revolver todo poco tiempo y con cuidado con una espátula.  La consistencia de la masa es muy espesa. 

 

Ingredientes 

200 gr. de mantequilla,

200gr. de azúcar,

un pellizco de sal,

4 huevos,

2 limones biológicos (la piel rallada de los 2 limones y el zumo de 1),

250 gr. de harina,

1 cucharadita de levadura en polvo. 

 

Preparación

Bater muy fuerte con la batidora eléctrica la mantequilla, añadir el azúcar y el sal, seguir batiendo fuerte. 

Añadir los huevos uno a uno batiendo siempre muy fuerte.  Cuando la masa esté clarita se le pone la ralladura de los limones y la cucharada de zumo. 

Al fin echarle la harina con la levadura y revolver el todo poco tiempo y con cuidado. 

En esta receta se puede sustituir el limón por naranja, anís o ron. 

Verter la masa en un molde redondo de 24 cm Ø o un molde rectángular de cake de 25 cm. de largo, untado con mantequilla y espolvoreado con harina. 

Poner en el rail bajo del horno precalentado a 180°, por 40 minutos apróximadamente.  Antes de sacar el bizcocho del horno, hacer la prueba de pinchar con una aguja de calcetar o un pincho de madera largo. Si no se queda mada pegado a la aguja es que está bien. 

 

Glaseado al limón 

50gr. de mermelada de albaricoque 

1/2 cucharada sopera de agua 

300 gr. de aúcar glas 

5 – 6 cucharadas de zumo de limón apróximadamente. 

Calentar un poco la mermelada con el agua, pasarla por un colador para que quede fina.  Con un pincel, cubrir el bizcocho con una capa fina de mermelada. Dejar secar durante unos 15 minutos. 

Al azúcar glas se le añade poco a poco el zumo de limón. Yo suelo revolverlo con un tenedor, me resulta más fácil. Tiene que quedar bastante espeso, como para que se deje cubrir bien el bizcocho con él, pero no tan líquido como para resbalar por el bizcocho abajo. 

El glaseado se empieza a verter en el centro del bizcocho y con una espátula enseguida se ha de repartir por todo el resto (tiene que ser rápido, ya que sino se va a endurecer antes de quedar bien liso).

 

Y ya está!  Espero que os guste.   

 

 

 

Cake de zanahorias „para Mónica“

IMGP1971   

350gr. de harina

1 sobre de levadura en polvo   

Mezclar y pasar por tamiz

300 gr. de azúcar

2 cucharaditas de canela molida

½ cucharadita de cardamomo molido

2 pellizcos de clavo molido

1 pellizco de sal    

añadir a la mezcla y revolver

 

250 gr. de zanahorias, ralladas muy finas  

1 limón, rallado y su zumo

añadir al resto y mezclar

 

250 gr. de almendras molidas   

mezclarlas con todo lo anterior

 

4 huevos, batidos

200 gr. de mantequilla, derretida y enfriada

añadir a la mezcla y revolver muy bien con la batidora eléctrica.

Verter la masa en un molde rectángular de unos 30 cm. de largo, huntado con mantequilla y espolvoreado con harina. Meter en el raíl más bajo del horno precalentado a 180° durante 65 minutos. Después de 50 minutos, clavarle aproximadamente 10-15 zanahorias de mazapán y volverlo al horno los 15 minutos que le faltan.

Sacado del horno y al haber enfriado un poco, darle con un pincel una capa fina de mermelada de albaricoque (anteriormente pasada por un colador, para obtener una consistencia lisa y fina).