Tarta veraniega de verduras

IMGP2109

Para un molde de 24 cm. Ø / Para 4 personas

200 gr. de harina

100 gr. de mantequilla muy fría

1/2 dl. de vino blanco, o agua, o una yema de huevo

1/2 cucharadita de sal

1 calabacín verde, pequeño, cortado en rodajas

1 calabacín amarillo, pequeño, cortado en rodajas

1/2 pimiento rojo, cortado en cuadraditos

1/2 pimiento amarillo (o verde) cortado en cuadraditos

8 tomates pequeñitos (cherry, cocktail, dátiles), cortados a la mitad. Los míos eran bastante grandes, así que los corté en cuatro trozos.

1 cucharada de alcaparras

2 cucharadas de creme fraiche

2 cucharadas de queso Quark (es parecido al requesón español)

1 diente de ajo, sal pimienta, varias ramitas de tomillo y romero

Parmigiano rallado

IMGP2115

En un recipiente grande poner la harina y el sal. Revolver. Añadir la mantequilla cortada en taquitos. Con las manos frías „frotar“ la harina y la mantequilla hasta que quede granulada. Añadir el vino y amasar muy poco tiempo (cuanto más se amasa, más dura va a ser la masa al hornearla). La masa no va a quedar bonita como uno se imagina una masa de pan o otra; lo importante es conseguir una consistencia de masa lo antes posible. Dejar reposar envuelta en película de plástico durante media hora en la nevera.

Primero preparar la crema que va encima de la masa:

En un bol poner la creme fraiche, el Quark (o un queso fresco que os guste), el ajo picadito, las hojitas de tomillo, sal y pimienta. Revolver todo muy bien y poner encima de la masa.

A continuación colocar primero las verduras, luego unas ramitas de romero y para acabar esparcir el parmigiano por encima.

Si os gustan las verduras muy blandas, entonces os conviene pocharlas en una sartén con aceite de oliva y luego escurrirlas muy bien del aceite antes de ponerlas sobre la masa.

A nosotros nos gustan con un poquito de consistencia, así que pongo todo en crudo.

Meter en el fondo del horno, precalentado a 220°, y dejar durante 30 minutos aproximadamente.

Espero que os guste.

Buen provecho!

Advertisements

Caponata siciliana

IMGP1984

Ahora que estamos en temporada de berenjenas, tomates y calabacines, que mejor plato que la caponata siciliana. Como todo plato típico regional, también este tiene muchas variaciones. Lo que no debe faltar son las berenjenas, las cebollas, las almendras o piñones y el vinagre. Se come caliente o frío, como entrante con un poco de pan o acompañando carne, pescado, arroz o pasta. Yo la hice el domingo pasado para acompañar un churrasco y patatas gratinadas. Y nos chupamos los dedos…

 

Y esta es la receta para 4 – 6 personas:

2 berenjenas

2 ramas de apio, pelados y sin esos hilos duros que tanto molestan

2 calabacines

1 pimiento morrón

200 gr. de tomates pelados y sin semillas

1 cebolla picada fina

60 gr. aprox. de aceitunas deshuesadas (verdes o negras) cortadas en rodajitas

50 gr. aprox. de alcaparras (no saladas)

40 gr. aprox. de almendras peladas y picadas en trocitos o piñones

1 pera (o manzana) cortada en cuadraditos

½ dl. de vinagre de vino blanco

50 gr. de azúcar

Canela y clavo en polvo

Sal

Aceite de oliva

Para la decoración dos huevos duros en rodajas.

 IMGP1985

Cortar las berenjenas en cuadraditos y ponerlas en un bol con varias cucharadas de agua y un poquito de sal. Dejarlas estar durante una media hora. Esto se hace para que pierdan el amargor y como además la berenjena es un poco como una esponja, se ponen en agua para que después al sofreirlas no se encharquen de aceite.

Mientras tanto cortar en cuadraditos y disponer en recipientes separados el apio, los calabacines, el pimiento morrón y los tomates.

Escurrir bien el agua de las berenjenas, pasarlas por agua limpia y secarlas con papel de cocina.

Dorar ligeramente las berenjenas en una sartén antiadherente con aceite de oliva abundante (el aceite debe de cubrir el fondo de la sartén). Cuando estén algo doraditas se disponen en un plato sobre papel de cocina para que no lleven demasiado aceite.

En la misma sartén y con el mismo ceite de antes (si hiciera falta se puede anãdir otro poquito) se doran el apio y los calabacines. Cuando los calabacines estén un poco dorados, se pasan a un plato con papel de cocina.

En la misma sartén (quizás hace falta añadir un poco de aceite) se pochan las cebollas y se le añaden los pimientos y los tomates, después de 5 minutos más o menos, se añaden las aceitunas, las alcaparras, las almendras o piñones, la pera o manzana, el vinagre y el azúcar. Dejar cocer a fuego lento durante 15 – 20 minutos (las verduras no deberín ponerse demasiado blandas, tiene que estar un poquito “al dente”).

Aromatizar con la canela y los clavos, salar, anãdir las berenjenas, los calabacines y el apio; revolver y dejar pochar a temperatura baja otros 5 minutos.

Servir en una fuente y decorar con las rodajas de huevo duro.

 

Buon appetito!